Muestra antológica de Caravaggio
en el Museo del Prado
La presentación de "Madera de boj", la última novela del escritor, ha supuesto una profesión pública de juventud
y vitalidad de nuestro último Premio Nobel de Literatura.

Madrid.
Camilo José Cela se mostró vital, pujante y retador en la presentación de "Madera de boj", su última novela. El pasado día 28 de septiembre, en el Salón Real del madrileño Hotel Ritz, su firme y contundente voz dejó


Camilo José Cela y el ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy, en la presentación de "Madera
de boj".
(Foto: Magali Berenguer)

pocos resquicios a las opiniones y suposiciones ajenas: "Se equivocan si creen que voy a empezar diciendo gracias por ayudarme a morir con las botas puestas. No me ha llegado aún la hora y, a los 83 años, la edad que tenía Baroja cuando murió, me permito ofrecerles esta novela de juventud y esperanza. Y es que hay quien es joven hasta que lo entierran de vie-

Camilo José Cela define su última novela como "un libro de aventuras pasado por
el confuso tamiz de
la memoria"

jo". "Madera de boj" es, para su autor, "un libro de aventuras pasado por el confuso tamiz de la memoria. Está escrito para mí solo, y quizá, por inercia, para los miles de hombres que son como yo. En eso coincido con Flaubert, que decía que había que escribir para uno, porque sólo así se podría ser honrado".

Y Cela encontró un hueco en su intervención para emitir sentencia respecto a la pasión de escribir: "La literatura es una guerra a muerte contra los fantasmas del hombre y sus bravos y mansos sueños".

"Lo que no mata reconforta"

Tras proclamar que ha desterrado toda preocupación estética en su obra, Cela concluyó su intervención agradeciendo las lealtades y deslealtades recibidas, y con un recuerdo especial para sus detractores: "Gracias por haberme hostigado y despreciado; todo nutre, y lo que no mata reconforta".

El ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy, el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, y la escritora Ana María Matute, acompañaron a Camilo José Cela en el acto de presentación de su última novela, definida por García de la Concha como "un viaje al alma de la Costa de la Muerte, un espacio en el que se han borrado las fronteras entre pasado y presente, entre lo real y lo imaginado, y en el que Cela sienta las bases del arte literario".

Ana María Matute se confesó "arrebatada y admirada por la capacidad de Cela para contar historias" y añadió que "es el escritor que todos llevamos dentro pero sin conseguir expresarnos como él lo hace".

Mariano Rajoy, que cerró el acto con su intervención, señaló que "estamos ante el libro más esperado de nuestro autor", a quien calificó como "el autor más experimental y arriesgado de esta segunda mitad de siglo" y a quien definió como "un clásico vivo que es parte consustancial de nuestra cultura".

 

arriba