La presentación del número monográficose celebró en la exposición que ofrece el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid.
(Foto: Rafael Martínez)
   

Atapuerca protagoniza un segundo número monográfico de la revista "Journal of Human Evolution"

Los resultados de las últimas investigaciones respaldan las tesis sostenidas por los investigadores españoles

   

La revista Journal of Human Evolution, la de mayor prestigio en el campo de las investigaciones sobre la evolución humana, ha dedicado un segundo número monográfico a los trabajos que se llevan a cabo en Atapuerca. Allí se cree haber encontrado los restos de los primeros pobladores de Europa conocidos
hasta ahora

Madrid. ALFONSO PEZUELA.
La tesis de que los antecesores del hombre poblaron Europa hace alrededor de 800.000 años ha sido reforzada por la publicación de un número monográfico sobre Atapuerca, de la revista científica Journal of Human Evolution, la más prestigiosa en el campo de la evolución humana. Tanto esta fecha como la designación de una nueva especie, el Homo Antecesor, propuesta por los investigadores de la sierra cercana a Burgos y constituída por estos primeros europeos, no han sido aceptadas todavía por una mayoría de la comunidad científica internacional.
Sin embargo la editora responsable de este número monográfico del Journal of Human Evolution, Leslie Aiello, declaró en el acto de su presentación en Madrid, que esperaba que su publicación ayudará a "convencer a más paleontropólogos de el Homo Antecessor es una especie independiente, aunque en este campo nunca se puede afirmar que la polémica quedará cerrada".
Este es el segundo número monográfico que la revista dedica a las investigaciones en Atapuerca. "El primero", según Leslie Aiello, "se agotó". El aumento en la tirada hace que ahora confíen en que no les suceda lo mismo.

Equipo investigador
El 8 julio de 1994, en el yacimiento de Gran Dolina, en la Sierra de Atapuerca, se hayaron restos fósiles humanos, que retrasaban la fecha de la primera colonización europea a al menos 900.000 años. Posteriormente, el estudio de los restos de los homínidos encontrados en el nivel 6 (TD6) de este yacimiento, llevó al Equipo Investigador de Atapuerca (EIA) a proponer una nueva especie del género Homo, el H Antecessor, para incluir en él las diferencias con los de otras especies.
El conjunto de los rasgos observados, único en el registro de homínidos, permitió proponer la tesis de que el H.antecessor podría representar a la especie antecesora común de los neardentales , Homo neanderthalensis, y de las poblaciones actuales (Homo sapiens).
Las últimas investigaciones, recogidas en el segundo número monográfico del Journal of Human Evolutión, respaldan aún más estas tesis. En estos trabajos destaca el empleo de una nueva técnica de datación, con la que establecer la antigüedad de los fósiles. Sus resultados coinciden con los obtenidos mediante el uso de otras técnicas. Sin embargo, todavía hay investigadores que mantienen la tesis de que los primeros pobladores del Viejo Continente aparecieron hace sólo 500.000 años. "La verdad es que no entiendo en qué se basan", comenta J.M. Bermúdez de Castro, uno de los codirectores de las excavaciones e investigaciones de Atapuerca.

Canibalismo habitual
Otro hecho llamativo y de gran importancia sociológica es la existencia cada vez mayor de pruebas de que nuestros antecesores de Atapuerca eran caníbales. ¿Los motivos?: "gastronómicos", según el EIA. Es decir, alimentarse, de manera que en la última fase de este proceso rompían los huesos, para aprovechar el tuétano, de gran valor energético.
La práctica de esta costumbre parece que era habitual, y que no puede atribuirse al hambre y a la falta de otros medios para alimentarse. A partir de aquí, los investigadores manejan tres posibilidades: comían individuos del mismo grupo, de un grupo distinto pero de la misma especie, o también antecesores del hombre pero de otra especie. En cualquier caso, se alimentaban lo mismo de adultos que de niños.
Para Eudald Carbonell, otro de los codirectores del EIA, "ninguna de las tres hipótesis puede ser descartada todavía. Trabajaremos en ello, pero habrá que esperar diez o quince años"
Mientras que el tercer codirector, Juan Luis Arsuaga, experto en el yacimiento de la Sima de los Huesos, considera que Atapuerca nos habla, además, de la evolución, de la mente humana, porque muestra las dos caras de la moneda: en la Gran Dolina tenemos la más siniestra, con un canibalismo frío y sistemático; y en la Sima de los Huesos encontramos lo que podía ser la primera evidencia de un enterramiento respetuoso".

   

 

   
arriba