El MEC incrementará la colaboración científica con las comunidades autónomas

Madrid.
El Ministerio de Educación y Cultura potenciará la colaboración en materia científica con las Comunidades Autónomas. Para ello, el Consejo General de la Ciencia y la Tecnología, en una reunión presidida por el ministro, Mariano Rajoy, ha aprobado los mecanismos de cooperación entre la Administración General del Estado y las Comunidades, en el marco del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación, para los años 2000 y 2003.
Este organismo está formado por miembros de la Administración y por representantes de todas las Comunidades Autónomas. Y ha valorado positivamente el proyecto de nuevo Plan Nacional. El documento se remitirá al Consejo de Ministros el próximo mes de octubre, para su aprobación.
La Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas han acordado avanzar en la identificación de procedimientos concretos de cooperación dentro del marco del nuevo Plan Nacional de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico.
De esta manera se espera que los acuerdos firmados logren, entre otros objetivos, dotar a la comunidad científica y tecnológica española de un marco convergente de actuación entre ambas administraciones. Este deberá potenciar la capacidad de los grupos de investigación y desarrollo, tanto del sector público como del privado. También se espera que contribuya a evitar la duplicación de esfuerzos y de recursos económicos.

 
 

Nuevo Buque de Investigaciones Oceanográficas

La Coruña
La Oficina de Ciencia y Tecnología (OCYT) comenzará a construir el próximo año, en Galicia, un nuevo buque de investigación oceanográfica. Este deberá encontrarse operativo a finales del 2001 o mediados del 2002. El presupuesto que se contempla es de 3.000 millones de pesetas, de los cuales 2.000 millones se destinarán a la construcción del buque y los 1.000 millones restantes al su equipamiento.
El nuevo BIO español (Buque de Investigaciones Oceanogáficas) será algo más pequeño que el actual, el Hespérides, con una eslora o longitud menor, por razones económicas. Pero, la manga, o anchura, será ligeramente mayor y, sobre todo, será más moderno.
Por otra parte, en la campaña de La Antártida de este año, el Hespérides estará acompañado por otro buque de la Armada, el "Las Palmas", que ha sido acondicionado para que pueda prestar apoyo logístico a las bases españolas en la zona.
De esta manera, el Hespérides quedará liberado de la misión que tenía hasta ahora de prestar este apoyo logístico, lo que hacia que no se pudiese alejar de las bases mientras estas permanecían abiertas. Gracias a esta libertad, podrá sacarse mayor rendimiento científico a este buque durante la novena campaña de la Antártida. También se estudia el enviar, por primera vez, al Hespérides para llevar a cabo una campaña oceanogáfica en el Polo Norte.

 
 

Igualdad bacteriana entre el Mediterráneo
y la Antártida

Elche—. Un equipo de científicos de la Universidad Miguel Hernández, de Elche (Alicante), ha anunciado que algunas de las bacterias de vida libre cosmopolitas que han encontrado en el mar Mediterráneo "son iguales a las bacterias cosmopolitas de la Antártida". Este equipo está dedicado actualmente a investigar la biodiversidad bacteriana en el Mediterráneo.
Según el investigador principal, Francisco Rodríguez Varela, la investigación esta siendo llevada cabo por el Centro de Biología Molecular y Celular de la Universidad ilicitana, desde hace nueve años. Y su objetivo es la catalogación de "todas las bacterias del fondo marino, con el fin de conocer lo que hay en el Mediterráneo".
El equipo estudia también la existencia de microorganismos en las Salinas del brass de Port, en Santa Pola (Alicante).
El empleo de técnicas identificadoras moleculares como la secuencia ribosomal RNA, "permite", según un portavoz de la Universidad,"por primera vez en la historia de la microbiología, establecer similitudes y relaciones entre diferentes bacterias en una muestra dada, aunque el cultivo no sea puro".

 
 

Robot de dinosaurio fabricado por españoles

Madrid
Investigadores del Instituto de Automática Industrial (IAI), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han desarrollado un robot de dinosaurio Iguanodonte bernitassensis. El modelo es capaz de reaccionar ante estímulos de su entorno.
A diferencia de otros prototipos anteriores estadounidenses, no utiliza un motor hidraúlico. sino eléctrico. Con ello se evita el ruido. Su movimiento es estimulado por sensores de ultrasonidos e infrarrojos, y lleva a cabo movimientos no repetitivos, lo que también constituye una novedad en este campo.
Fabricado en aluminio, puede caminar y cambiar de dirección, así como orientar su cabeza y sus ojos en distintas direcciones. Un ordenador controla todas estas funciones.
Próximamente, estos robots se fabricarán con destino a entidades como museos de ciencia y parques de atracciones. El proyecto, que ha supuesto también un paso más en el desarrollo de la robótica, forma parte de los programas de investigación de la Unión Europea y han participado en él 22 organismos, entre los que se encuentran centros de investigación, empresas privadas, museos y parques de atracciones.

arriba