El fracaso escolar afecta en España al 25% de los alumnos, cinco puntos más que la media europea

Para algunos expertos, repetir curso no soluciona
el problema

El fracaso escolar en España afecta a uno de cada cuatro alumnos (25%) y es superior al de la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE), que se situa en un 20%. Estos datos son fruto de un estudio en el que se analiza la situación educativa de los 29 países miembros de la OCDE.

 

Madrid.- MARGARITA GIRON
La directora de este informe, Karen Kovacs, ha participado en Madrid en la "Primera Jornada sobre Fracaso Escolar", organizada por la Fundación para la Modernización de España, a la que han asistido numerosos expertos en este tema. Kovacs ha matizado que esta diferencia debe analizarse con cuidado, ya que hay países que llevan décadas de adelanto a España en materia de Educación, así como en la edad de escolarización obligatoria.
En este sentido, Alvaro Marchesi, ex secretario de Estado de Educación y codirector de esta Jornada, matizó que "no todos los países parten de la misma situación, ni en todos la obligatoriedad de escolarización se extiende hasta los 16 años". "Si tenemos en cuenta que uno de los factores que inciden en el fracaso escolar es el nivel educativo de los padres, hay que recordar que en muchos países de la OCDE, como Gran Bretaña, el 80% de la población mayor de 40 años tiene estudios de bachillerato, como mínimo, frente al 30% de los ciudadanos españoles mayores de esa edad", añadió Marchesi. "Tampoco hay que olvidar que mientras en España estamos ampliando ahora la edad de escolarización de los 14 a los 16 años, otros países lo hicieron en 1960, con lo que nos llevan 30 años de ventaja educativa".
Tampoco el índice de fracaso escolar es igual en las regiones más ricas de España que en las más pobres. Mientras en Navarra se sitúa en un 10%, en el sur del país supera el 25% de la media nacional.
Las conclusiones de la Jornada revelan que el fracaso escolar no es un problema unidimensional sino que intervienen múltiples factores: el contexto social, la familia, el sistema educativo. "Por esta razón, no es justo que la sociedad atribuya al alumno o al maestro la responsabilidad principal del fracaso escolar, si bien es cierto que la adecuada disposición de este último puede contribuir a reducir esta tasa".

Repetir curso
El estudio de la OCDE también revela que repetir curso no es la solución más adecuada para paliar el fracaso escolar. Karen Kovacs señaló que "un tercio de los países de la OCDE ha optado por abolir la repetición de cursos, ya que lejos de solucionar el problema, lo perpetúa. Según el estudio, en los países nórdicos, Gran Bretaña y Grecia, donde han suprimido la posibilidad de repetir, el fracaso escolar no es mayor al de España, Portugal y Grecia, países que la limitan, y si es inferior al de países como Bélgica, donde se puede repetir sin trabas.
En cuanto a la prevención del problema, esta requiere "programas globales e integrados que tengan en cuenta las dimensiones sociales, familiares y educativas", porque "las medidas aisladas o parciales son ineficaces".
Según los expertos, es necesario propiciar políticas económicas, sociales y educativas en favor de los colectivos más desfavorecidos; reforzar la educación infantil; apoyar especialmente a los centros que escolarizan alumnos con mayor riesgo de abandono, disminuyendo la ratio y aumentando el número de profesores de apoyo; distribuir de forma equilibrada a la población escolar en situación de desventaja entre todos los centros públicos y concertados, evitando la formación de guetos; fomentar la participación de los padres en la vida de los centros; y mejorar la formación del profesorado.

  Numerosos expertos han participado en la Primera Jornada sobre Fracaso Escolar celebrada en Madrid.
(Foto: Rafael Martínez)
arriba