ROMEU
 
   

La optatividad en la LOGSE

La LOGSE ha optado por un modelo educativo que, en las etapas obligatorias, apuesta por una enseñanza eminentemente comprensiva a la vez que adaptativa. Dicho de otro modo, se pretende asegurar una formación básica común, a la que debe tener acceso todo ciudadano, sin que ello suponga ignorar la diversidad de intereses, motivaciones o capacidades existentes entre los alumnos y las alumnas. La atención a la diversidad se presenta, pués, como la otra cara de la enseñanza comprensiva; y constituye por ello uno de los pilares sobre los que se sustenta el nuevo modelo curricular de la reforma.

Entre las distintas vías y medidas, ordinarias o extraordinarias, que la propia ley contempla para que los centros educativos puedan responder de forma efizar a esta diversidad, la optatividad se configura como una de las más adecuadas para hacer viable la enseñanza adaptativa (...)

Muchos sistemas educativos han confiado en la elección de materias por parte de los alumnos como la mejor vía para responder a sus diferencias individuales. Sin embargo, no es difícil encontrar opiniones que advierten sobre los peligros que puede acrrear una confianza excesiva en esta vía: la principal, la de segregar de forma encubierta a unos alumnos que pueden configuar itinerarios educativos muy diferentes por medio de sus opciones (...)

Victor M. Rodriguez
"AULA DE INNOVACION EDUCATIVA" Junio 1999

 
   

   

 

 

 

Selectividad

(...) El de los estudiantes suspendidos es un asunto que puede parecer trivial cuando se mira desde lejos y resulta espantoso visto de cerca. ¿Qué significa para un joven y para su familia el fracaso escolar? Depende de las esperanzas que cada uno hubiese puesto en ello, pero en algunos casos se convierte en una desgracia que lo ocupa y lo mancha todo, que altera planes y levanta sospechas, hace imaginar un futuro peor y una vida más dura. Mientras piensan en eso, los hijos y los padres intentan averiguar qué es lo que ha pasado y cuál es la solución. Quizá tampoco estaría de más preguntarse sin son ellos los únicos culpables del desastre: naturalmente hay alumnos torpes o vagos, chicas y chicos que no pueden entender el contenido de las materias, que son abrasados por los nervios o carecen de capacidad de concentración, tipos sin interés ni ganas y sólidos aspirantes al cretino que van a ser de mayores; hay padres que no se preocupan o no tienen tiempo o preparación suficientes; hay, también, profesores igual de vagos e ineptos que sus peores pupilos, gente con alma de burócrata y métodos inservibles que aparenta un desinterés escalofriante hacia su tarea y da la sensación de haber olvidado la responsabilidad que se ha puesto en sus manos, de no considerarla un deber esencial o un compromiso, sino nada más que un trabajo como otro cualquiera. Detrás de un niño que no entiende, suele haber un maestro que no sabe explicarse. (...)

Benjamin Prado
"EL PAIS", 24 de junio de 1999

   
       
   

Japón quiere dejar atrás el aprendizaje memorístico en secundaria y bachillerato

Para acelerar un cambio del tradicional aprendizaje de memoria, el gobierno japonés ha ordenado que las escuelas adopten un nuevo curriculum en abril del año 2000, dos años antes de lo planeado. El movimiento es una respuesta a la creciente crítica al sistema educativo, particularmente procedente de la industria, por ser demasiado rígido, demasiado exigente y –a causa de su predilección por el aprendizaje de memoria– por inhibir la creatividad.

El ministro de Educación ha dicho que la introducción de estudios generales alimentará la competencia intelectual y "criará niños que puedan pensar por sí mismos"

Actualmente, las clases en secundaria y bachillerato siguen un estricto curriculum nacional. El ministro de Educación, Ciencia y Cultura, Monbusho, tiene completa autoridad sobre el contenido del curriculun, hasta el punto de dictar que libros de texto deberían de ser usados para cada grado y asignatura. Ahora, las directrices dadas por el consejo gubernamental del curriculum permitirán a los profesores más control sobre la clase, incluyendo el decidir el tiempo que se dedicará a las asignaturas. El consejo también recomienda un incremento en la enseñanza centrada en el alumno a través de una instrucción más individual y el aprendizaje en grupo.

En bachillerato, expertos y profesores temporales serán invitados a las clases para introducir ante los alumnos actividades creativas extracurriculares (...)

La importancia de empezar la educación en una lengua extranjera a una temprana edad es también reconocida y se puede enseñar conversación inglesa, dicen las directrices. Las clases de conversación en lengua extranjera son raras en un sistema como el japonés, orientado hacia el examen.

En la enseñanza media, los estudiantes tendrán una mayor variedad de asignaturas optativas, para escoger entre ellas.

THE TIMES EDUCATIONAL SUPPLEMENT.
18-Junio-1999

   
arriba