El gasto en I + D llegará al 1,2%
con el nuevo Plan Nacional

Madrid.— «El gasto total en investigación científica y desarrollo tecnológico alcanzará un 1,2 % del PIB, con una distribución del 48 % ejecutado por el sector público y el 52 % por el sector empresarial», según el ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy. Rajoy , que ha intervenido en el senado para explicar la política científica del gobierno, declaró también que el ejecutivo aprobará a finales de octubre el Nuevo Plan Nacional de I + D. Este responde a tres principios generales: generar conocimiento, estar al servicio de los ciudadanos para mejorar su bienestar social y aumentar la competitividad empresarial.
«El gobierno», añadió el ministro, «seguirá apoyando incondicionalmente la ciencia básica, porque constituye el origen y fundamento de toda la actividad científica y tecnológica». «La ciencia», dijo también, «contribuye a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos y cumple una función determinante en la resolución de los complejos problemas y desafíos sanitarios, ambientales y tecnológicos, entre otros, que se plantean en la sociedad actual».
El Ministro de Educación y Cultura se refirió igualmente a los objetivos del Nuevo Plan Nacional de I + D, que resumíó en tres: «Aumentar el nivel de la ciencia y la tecnología españolas, tanto en tamaño como en calidad, mediante el incremento significativo y continuado de las cantidades destinadas a I + D del sector público y, al mismo tiempo, haciendo más atractiva económicamente la inversión privada; el segundo objetivo es fortalecer el proceso de internacionalización del sistema científico español; el tercero es aumentar la cultura científica y tecnológica de la sociedad española, dotando de recursos a los centros de investigación, para realizar actividades de divulgación y difusión cultural»

 
 

Premios Rey Jaime I en investigación,
medicina y medio ambiente

Vilarreal (Castellón)—. Luis Antonio Oró , en Investigación, Rafael Matesanz, en Medicina Clínica, Jaime Lamo de Espinosa en Economía, y Antonio Luque en Protección del Medio Ambiente, han sido galardonados con los Premios Rey Jaime I, correspondientes a 1999. Estos premios son otorgados por la Fundación Jaime I y el jurado que los concedió se reunió en Vilarreal, Castellón.
Luis Antonio Oró ha sido distinguido con el Premio de Investigación por sus importantes contribuciones en el Campo de la Química Inorgánica, en especial por su trabajo en catálisis homogénea por complejos metálicos y el descubrimiento de nuevos tipos de complejos polinucleares. Actualmente es catedrático director del Departamento de Química Inorgánica de la Universidad de Zaragoza.
Rafael Matesanz Acedos, Premio de Medicina Clínica, ha visto reconocido su excepcional liderazgo en la creación de la Organización Nacional de Transplantes, que ha situado a España en la primera posición mundial en el área de los transplantes de órganos. Rafael Matesanz es el creador y director de la Organización Nacional de Transplantes (ONT), organismo técnico dependiente del Ministerio de Sanidad, destinado a la promoción, planificación y coordinación de toda la actividad de donación de transplantes de órganos, tejidos y médula ósea. Su modelo ha servido de inspiración a organismos similares de otros países.
Jaime Lamo de Espinosa, Premio Rey Jaime I en Economía, ha visto reconocida su contribución a la economía agraria, en sus aspectos teóricos, políticos y empresariales. Sus aportaciones han servido para la correcta adaptación de la política agraria española a la comunitaria y, especialmente, al desarrollo sostenible de la agricultura española. Actualmente trabaja en el impacto de la Agenda 2000 en la economía española
Antonio Luque, Premio a la Protección del Medio Ambiente, obtuvo la unanimidad del jurado por sus sobresalientes contribuciones científicas en el campo de las energías renovables y, especialmente, en el desarrollo de nuevos materiales fotovoltaicos de importante aplicación industrial. Los trabajos del doctor Luque están reconocidos internacionalmente, han sido publicados en prestigiosas revistas y han encontrado aplicación en diversos países de la Unión Europea.

arriba