Casi 200.000 alumnos concurren
este mes a las pruebas de selectividad

El índice de aprobados en primera convocatoria
se sitúa en torno a un 85%

 
  El carácter determinante de las calificaciones para la matriculación en determinados estudios y centros, es la característica de la selectividad más temida. (Foto: Rafael Martínez)
       

Cerca de 200.000 estudiantes concurren este mes en toda España a la realización de las pruebas de aptitud para el acceso a la Universidad, más conocidas como selectividad, en la primera convocatoria, cuyas calificaciones definitivas condicionan y determinan en muchos casos la matriculación en los estudios y centros que tienen establecido límite de acceso.

Madrid.
Si bien el índice de aprobados en las pruebas de selectividad de la convocatoria de junio viene situándose en los últimos años en torno a un 85%, ciertamente elevado, el hecho de que la calificación definitiva condicione la posibilidad de acceder a los estudios y centros de preferencia del alumno en determinados casos, especialmente en distritos universitarios como Madrid y Cataluña, hace que estas pruebas generen un alto grado de ansiedad entre los estudiantes que concurren a ellas.
El establecimiento de una "nota de corte" en los centros y estudios que tienen establecido límite de acceso, y con ello la posibilidad de no hallar plaza en las carreras de preferencia al carecer de la calificación exigida, añaden a estas pruebas un componente de trascendencia que va más allá de su estricta superación.
Pese a este carácter determinante de la selectividad, la verdadera dificultad para el acceso a la Universidad se sitúa en la superación del Curso de Orientación Universitaria (COU), con un índice de aprobados que apenas rebasa el 50%, y en la culminación del Bachillerato de la LOGSE.

Reforma en vigor
Este año presenta como novedad, tras la reforma establecida por el MEC apenas hace unos meses, que los alumnos que aprueben las pruebas de selectividad pero no hayan obtenido la calificación necesaria para acceder a los estudios y centros de su preferencia pueden concurrir a la realización de las pruebas en convocatorias posteriores cuantas veces quieran, y así intentar mejorar sus calificaciones y obtener la nota exigida para el acceso a los estudios de su vocación.
Las pruebas de selectividad, que se iniciaron el pasado día 14 en La Rioja y finalizarán en Andalucía el día 25, constan de un primer ejercicio, que incluye comentario de texto y exámenes de Lengua Española, lengua Extranjera y Filosofía, y de una segunda prueba relativa a las materias obligatorias y optativas de cada opción.
El Ministerio de Educación y Cultura proyecta la realización de una reforma profunda de la selectividad, con objeto de que las pruebas de aptitud para el acceso a la Universidad se conviertan más en un elemento o factor objetivo de distribución de plazas que en un sistema de selección.
La oferta global de plazas de nuevo acceso de la Universidad española para el próximo curso académico, 1999-2000, se sitúa en casi 300.000, concretamente 294.853, con un incremento del 2,3% respecto al presente curso, dato que demuestra la capacidad de esta oferta para absorber de modo global la demanda existente. La cuestión estriba en la armonización y ajuste entre la oferta y la demanda específicas, factor que subyace en el establecimiento de los límites de acceso en determinados centros y estudios, aquellos que cuentan con una mayor demanda de la oferta disponible.

arriba