Enclaves de ciudadanía democrática

Una Conferencia, celebrada en Santander, evalúa la integración social de minorías, que promueve el Consejo
de Europa en colaboración con el MEC
Expertos de una quincena de países se han reunido en el Palacio de la Magdalena para evaluar la marcha del proyecto "Educación para la ciudadanía democrática", que pretende la integración en la sociedad de los grupos excluídos. Se trata de una iniciativa del Consejo de Europa que cuenta en España con "enclaves" en Cornellá, Torrejón y Santander. El MEC defendió la puesta en marcha de instrumentos de apoyo a los hispanoamericanos residentes en Europa.

Santander. ARMANDO ARCONADA
El director general de Centros Educativos, José Antonio Cagigas, inauguró la Conferencia aludiendo al objetivo fundamental de mejorar la educación y la participación en la vida democrática de las personas y grupos que viven en Europa, provenientes de países de habla española, en especial de países iberoamericanos. Por su parte, el vicepresidente del grupo de trabajo del proyecto "Educación para una Ciudadanía Democrática", Liam Carey, se pronunció a favor de establecer una red informática que permita la intercomunicación de los 15 enclaves que ahora mismo funcionan en Europa. Los organismos del Consejo de Europa que se encargan de poner en marcha el proyecto son el Comité de Cooperación Cultural y el Comité de Educación.

Los Enclaves de Ciudadanía Democrática son proyectos piloto de integración de minorías excluidas de la vida social. Su objeto es educar en la vida democrática a colectivos de ciudadanos no habituados a ella y en su puesta en marcha intervienen tanto instituciones públicas estatales, regionales y locales, como organizaciones no gubernamentales. Acudieron a este foro europeo representantes de los grupos que actúan en Noruega, Suecia, Francia, Gran Bretaña, Portugal, Italia, Bélgica, Croacia, Moldavia, Rumania, Bulgaria, Canadá, Irlanda, Albania, Hungría y España.

La participación española está coordinada por el Ministerio de Educación y Cultura, a través de la Secretaría General de Educación y Formación Profesional y la Subdirección General de Cooperación Internacional. En la Conferencia de Santander actuó como coordinador Ramón Mandado, asistiendo también en representación del MEC, María Dolores de Prada, directora del Gabinete del Secretario General. La Consejera de Educación de Cantabria, Sofía Juaristi, clausuró las jornadas.

Proyectos españoles

España es el país que cuenta con más proyectos o "enclaves" en este programa de integración. Funcionan en la actualidad tres enclaves localizados en Cornellá de Llobregat (Barcelona), Torrejón de Ardoz (Madrid) y Cueto (Santander). Otras plataformas están ubicadas en una gran diversidad de territorios: Estrasburgo, Lisboa, Dublín, Bruselas y Quebec. Próximamente se crearán otras en Italia y países del Este.

La creación y difusión de estos Enclaves es la principal actividad del Proyecto "Educación para la ciudadanía democrática", que promueve el Consejo de Europa. La Conferencia de Santander evaluó la marcha del proyecto y preparó el informe que el Consejo de Europa presentará a la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en el año 2000. También se reunieron en esta Conferencia de Enclaves de Ciudadanía Democrática los órganos directivos del proyecto, formado por sociólogos, politólogos, filósofos y pedagogos, responsables de las normas sobre integración social de los emigrantes y minorías excluidas que suelen adoptar el Consejo de Europa y la Unión Europea.

El enclave de Cornellá, localidad integrada en la red de ciudades educadoras, es un proyecto de participación de niños y jóvenes en la vida del municipio; en tanto que el de Torrejón pretende la integración y participación de los emigrantes en la vida de la localidad, colaborando a tal fin diversas instituciones y organizaciones, entre las que se encuentra el Centro de Profesores. Por último, el Centro Social Bellavista de Santander, con 30 años de actividades de desarrollo comunitario, es la sede de un programa asentado en el barrio periférico de Cueto donde habitan 10 familias de gitanos españoles y 30 familias de gitanos portugueses, que reciben atención humana, cultural y social. El centro atiende a la formación reglada y a la formación complementaria (campamentos de verano, grupo scout, comedor escolar...), además de la promoción de adultos, prevención sanitaria o formación del profesorado.


Estos proyectos pretenden educar en
la vida democrática
a minorías sociales y colectivos de emigrantes (foto: Efe).
arriba