El Hespérides dió fin a seis meses de campaña antártida

Murcia.— En su octava campaña, los equipos de investigación del Hespérides, el Buque de Investigaciones Oceanográficas español (BIO), han centrado su actividad en estudios relacionados con el geomagnetismo, sismología, ecología, litoral, glaciología, oceanografía física y química, neotectónica y geomorfología, vulcanología, biología y atmosféricos. El buque, que partió el 28 de octubre del año pasado del puerto de Cartagena, regresó al mismo lugar el 3 de marzo de este año, después de haber llevado a cabo la Campaña de Investigación Antártica 98/99, durante el verano austral. En el puerto de Cartagena fue recibido, entre otras personalidades, por el secretario de Estado de Educación, Universidades, Investigación y Desarrollo, Jorge Fernández Díaz.
En esta campaña han participado 150 personas, entre las que se incluyen investigadores y técnicos, tanto españoles como extranjeros. Estos han desarrollado diversos proyectos científicos, lo mismo en tierra que en el mar. Algunos de ellos han sido realizados en colaboración con otros países.
Otra de sus misiones ha sido prestar el apoyo logístico necesario a las bases permanentes españolas Gabriel de Castilla y Juan Carlos I, en las islas Livingston y Decepción.

 
 

Éxito español en la investigación de la replicación celular

Madrid.— Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha identificado el sistema más sencillo conocido hasta ahora para el control de la replicación celular. Un artículo científico, en el que exponen los planteamientos, resultados y conclusiones de su trabajo, ha sido publicado en el último número de la prestigiosa revista Journal of Biology.
Juan C. Alonso y Silvia Ayora , del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), han utilizado distintas técnicas bioquímicas, con las que han identificado el sistema más sencillo y más eficiente desde el punto de vista energético, para el cargado y control de una proteína ADN-helicasa, en el origen de la replicación.
En este trabajo han colaborado investigadores suizos de la Universidad de Lausana, dirigidos por Andrzej Stasiak.Estos han demostrado, mediante técnicas de microscopía electrónica, que han permitido imágenes de gran resolución, el ensamblado proteico que se produce en el origen de la replicación.
Para los científicos, los ciclos biológicos de todos los organismos, desde las bacterias a los seres humanos, comienzan con la duplicación del material genético. Dentro de ello, la replicación del ADN, con la correspondiente información genética, es un proceso en el que intervienen numerosas proteínas (ADN-helicasas, ADN-polimerasas y otras) que deben ser coordinadas con gran exactitud, pues la maquinaria de replicación funciona a altas velocidades.

 
 

Exposición sobre Atapuerca
en el Museo Nacional de Ciencias Naturales

Madrid.— El Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), dependiente del CSIC y con sede en Madrid, inaugurará en la segunda quincena de este mes de mayo, una nueva exposición temporal. Su tema central serán los avances en el estudio de la evolución humana logrados en los yacimientos paleontológicos de Atapuerca.
La Muestra reunirá, por primera vez, los restos humanos más antiguos de Europa, con 800.000 años, así como la colección de fósiles humanos del Pleistoceno Medio más completa del mundo.
Bajo el título de "Atapuerca: nuestros antecesores", la exposición explicará, a través de restos fósiles, industria lítica, y reproducciones a tamaño real de los principales yacimientos paleontológicos, quienes eran los homínidos de la Sierra de Atapuerca, la época en la que vivieron; su manera de alimentarse y morir; y como eran el paisaje, el clima y los animales que compartían su habitat.
También, y como complemento, una selección de fósiles de los principales yacimientos de todo el mundo situará, además, el importante lugar que ocupa Atapuerca en la historia de la evolución humana.

   
   

Ambicioso plan europeo de investigación espacial

París.— La Agencia Espacial Europea (ESA), de la que forma parte España, ha presentado un ambicioso programa para su aprobación por los ministros de los países miembros de la organización. Este plan cubre el periodo entre 1999 y 2003, y en él se incluyen una misión a Marte y otra a la Luna, si bien la aceptación de esta última no es segura. Desde el punto de vista financiero, los proyectos de la ESA requerirían un total de 2.700 millones de euros, alrededor de 450.000 millones de pesetas. En cuanto a su contenido, la propuesta se divide en 12 programas de carácter opcional y uno obligatorio, el científico.
Entre otros temas, se quieren desarrollar la navegación por satélite, las telecomunicaciones, la participación de la ESA en la futura Estación Espacial Internacional, el programa de lanzadores Ariane y la base de lanzamiento de Kourou, en la Guyana Francesa.
También se hacen previsiones para el mantenimiento de las misiones actuales, como la sonda Ulysses, la participación en el telescopio espacial Hubble, y las sondas Soho y Huygens-Cassini. Otras misiones se encuentran en fase de preparación, como la XMM, Cluster II, Integral, Rosseta y First Plank. A ellas se quieren añadir una misión a Marte, la Mars Express, y la construcción de un motor para viajar a la Luna, la Smart I

arriba