ROMEU
 
   

La dimensión educativa del euro

(...) La necesidad de explicar los mecanismos del proceso de unión económica y monetaria y, más ampliamente, de unión europea radica, básicamente, en su complejidad. Los programas de los países que forman parte de dicha institución incluyen la cuestión europea en disciplinas tales como la Historia, la Geografía y la educación civica. Sin embargo, el euro exige un campo de visión más amplio que insista en enfoques múltiples e interdisciplinares.

Un documento pedagógico específico sobre el euro debe ofrecer al profesorado diferentes pistas de trabajo sobre el tema del euro y de la ciudadanía europea. No puede tratarse de un manual sin más. Su ambición es a la vez limitada y precisa. Limitada porque no pretende sustituir las fuentes existentes, ni aportar un reflexión exhaustiva sobre el conjunto de temas europeos. Debe constituir, pues, un instrumento de orientación y un conjunto de propuestas que permitan al profesorado desarrollar nuevos enfoques educativos basados en la novedad que representa la introducción del euro.

Este enfoque nos permite proponer al profesorado un camino que va de la moneda al ciudadano; dicho camino puede seguir un recorrido líneal, pero que también puede ser similar a un juego de dominó, fragmentado en etapas que el profesor invocará según su perfil o asignatura. Tres palabras clave jalonan este recorrido, dividido en tres grandes capítulos: moneda, movilidad y unión

El punto de partida es la moneda, o sea, el euro del futuro y la moneda nacional, que lo seguirá siendo hasta que desaparezca definitivamente en el año 2002. El cambio monetario no constituye solamente una proyección de futuro, sino un ejercicio de memoria. La moneda reviste funciones específicas que el alumno puede apreciar en su hacer cotidiano (evaluar). La diversidad de moneda utilizadas hoy en día en el mundo es otra característica sobre la que el alumno puede trabajar y resituar la historia (cambiar). A partir del acontecimiento que representa para la sociedad la conversión al euro, el alumnado trabajará con la representación de los nuevos billetes y monedas, sus modalidades prácticas de introducción y los fundamentos aritméticos de la conversión, que ofrecen además la posibilidad de prolongar la reflexión acerca del valor y las nociones esenciales de la solidaridad entre generaciones, así como de la responsabilidad (convertir).(...)

Pierre-Antoine Ullmo
"CUADERNOS DE PEDAGOGIA".Abril 1999 (Nº279).

 
   

   

 

 

 

Una sociedad presa
de la violencia cultural

La matanza de Littleton, la más sangrienta de cuantas se han registrado en colegios estadounidenses, ha reabierto en EEUU el eterno debate sobre la cultura de la violencia en la que está instalada la sociedad estadounidense. El pasado año, el presidente de EEUU, Bill Clinton, pidió al Congreso y a la sociedad que adoptaran medidas contra la violencia escolar. "Como todos los norteamericanos" dijo entonces, "estoy luchando por intentar entender que es lo que puede llevar a un adolescente a cometer actos tan terribles".

El presidente se declaró "profundamente perturbado" por una racha de sucesos semejantes. "Tenemos que aceptar", prosiguió, "que no nos encontramos ante incidentes aislados, sino ante síntomas de un cambio cultural que ha insensibilizado a nuestros hijos respecto a la violencia. La mayoría de los niños y adolescentes ven cientos e incluso miles de asesinatos en la televisión, en las películas y los videojuegos antes de llegar a la universidad.

Tras cada uno de estos tristes sucesos, los padres estadounidenses se han preguntado porqué sus hijos, rodeados de psicólogos, pueden estar cada vez más envueltos en la violencia. "Vivimos en un mundo en el que la violencia en televisión y en los filmes te enseña que se pueden resolver tus problemas con sólo apretar el gatillo", ha explicado Robert Kinght, director del Consejo de Investigaciones Familiares.

Los menores de edad estadounidenses, según el Fondo para la Defensa de los Niños, una ONG basada en Washington, tienen 12 veces más posibilidades de morir por arma de fuego que la media del conjunto de los otros 25 países plenamente industrializados. En 1993, el último año sobre el que existe una información completa, 5.721 menores norteamericanos fallecieron de un balazo, o sea, uno cada hora y media. Hubo de todo; crímenes, suicidios y accidentes, acciones cometidas por adultos y acciones cometidas por pequeños.(...)

Javier Valenzuela
Washington. "EL PAIS" 21 de abril de 1999.

   
       
   

Los retos de la educación, según
el Banco Mundial

El Banco Mundial ha identificado las tendencias mundiales que espera tendrán profundas consecuencias para la educación en todo el globo, durante los próximos 25 años.

Los factores claves se espera que serán la democratización, el cambio hacia la globalización económica de los mercados, la globalización de la cooperación entre el estado, los padres y la comunidad, y la innovación tecnológica.

"La educación determinará quien tiene las llaves para abrir los tesoros que estos cambios generarán y quienes no", dice un documento interno sobre estrategia.

Maris O´Rourke, director de educación del Banco Mundial, con responsabilidades para repartir tres mil millones de libras al año en préstamos, dice que la democratización está teniendo un gran impacto en la educación en Africa y en los antiguos países comunistas de la Europa del Este, donde el movimiento hacia una economía de mercado está llevando a cambios en los curriculos.

Para países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), una gran cuestión ha sido hasta que punto debe retener el estado el control de la gestión de la educación. Los gobiernos se están moviendo hacia papeles minimalistas, mientras que mantienen el control de la financiación, el curriculo y la contabilidad del sistema.

"Estamos viendo esto en grado extremo en Gran Bretaña, Nueva Zelanda, en el estado de Victoria –en Australia- y en Suecia", añade Ms O´Rourke. Otro tema clave es como podrán las escuelas mantenerse al día con el rápido cambio tecnológico y las nuevas demandas de la industria.

"Las personas llegarán a tener entre 5 y 10 trabajos distintos a lo largo de su carrera. O incluso, si permenecen en el mismo puesto, experimentarán cambios dramáticos en su trabajo", continúa Ms O'Rourke.

Las escuelas secundarias tendrán que trabajar en estrecha relación con los empresarios. Los profesores necesitarán ir a las fábricas para usar la última tecnología, con el fin de ser capaces de crear un curriculo que preparará para el trabajo a quienes terminen los estudios.

THE TIMES EDUCATIONAL SUPPLEMENT. (16-Abril-99)

   
arriba