El mensaje de los indios

Profesores y actores crean una unidad didáctica para inculcar el respeto a la naturaleza entre los escolares santanderinos.

Un biólogo fundador de una compañía de teatro, y una maestra con vocación de actriz han diseñado un proyecto itinerante de educación ambiental, que durante los dos últimos años recorre las escuelas de Cantabria. El eje central de la experiencia es la representación de un supuesto hechicero indio, que lleva a las aulas un mensaje de defensa activa y crítica de la naturaleza.

 
 


El promotor de la experiencia, Pedro Eizaguirre, interpreta al hechicero indio "Oso Cantor". (Foto: A. Arconada)

 

Santander. ARMANDO ARCONADA
Los maestros anuncian la visita como si de un auténtico hechicero indio se tratara. De esta forma, cuando irrumpe en el aula "Oso Cantor", hombre-medicina de la tribu apache de los Chiricahua, una mezcla de sorpresa y expectación abre las órbitas de los ojos de los alumnos de 4 a 10 años, a quienes va dirigida esta peculiar unidad didáctica medioambiental denominada "El mensaje de los indios".
Pedro Eizaguirre, biólogo y fundador de la compañía Teatro Intrépido, encarna al indio que lleva al hombre blanco (niño en este caso) un mensaje de su tribu. La maestra y actriz Llanos García es coautora de un proyecto de educación ambiental que desde hace dos años recorre los colegios de la región. En esta ocasión, la gira se reinició estos días en el colegio Verdemar y proseguirá por otros ochenta centros de Santander, gracias a la colaboración de Caja Cantabria y del Centro de Profesores de Santander.
El mensaje que se traslada a los alumnos es claro como los objetivos que pretende esta experiencia: "Fomentar una visión amorosa de la naturaleza, que implique la adopción de una actitud positiva, crítica y activa en defensa de la misma, a partir de la toma de conciencia de que nuestros actos sobre el medio ambiente provocan efectos sobre el mismo".
Quien así habla es el piel roja "Oso Cantor", por mucho que de puertas adentro de cualquier colegio el lenguaje se torne más directo y plagado de infinitivos, como quiere la costumbre que hablen los indios. La dramatización va dirigida a grupos de 40 o 50 niños como máximo y aporta un mensaje básico: "Hombre blanco mal acostumbrado. Cuando algo sobra, tira, sin importar donde. Cae suelo. Suelo parte de Gran Madre Tierra".

Las basuras

La problemática medioambiental se concreta por lo tanto en el tema de las basuras, planteando soluciones próximas a su realidad inmediata, tales como evitar tirar desperdicios al suelo o recriminar a aquellas personas que lo hagan. "A partir de esa base, comenta Pedro, se puede trabajar sobre cuestiones más complicadas como los residuos sólidos urbanos o la contaminación en general". Por eso se ha elaborado una nueva unidad didáctica titulada "El doctor Eizapurre", diseñada para sensibilizar a la población escolar sobre el enorme volumen de residuos que generamos y plantear la forma de enfrentarse a este problema: reducir, reutilizar, reciclar.
Antes de las visitas los profesores reparten unas fichas que intentan fijar el concepto de naturaleza, así como la especial relación de los indios con ella, a partir de un trabajo basado en la carta que el jefe indio Seattle dirigió al entonces presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, en 1854, cuando éste le anunció la creación de una "reserva" para el pueblo indígena. La respuesta ha sido descrita como una de las declaraciones más bellas y profundas jamás hecha sobre el medio ambiente. Las fichas de seguimiento incluyen propuestas lúdicas de actividades de cuidado y protección del entorno cotidiano. Transcurrido un tiempo desde la visita, el "hechicero" escribe a los alumnos de los colegios, ofreciéndoles alumnos una dirección de contacto para conocer sus progresos en este tema.

Cartas de los niños

Son muchas las cartas recibidas a raíz de las más de cien representaciones realizadas en los colegios de Cantabria. La gran mayoría constatan el positivo impacto emocional provocado por la visita de "Oso Cantor". Davidena es una alumna de Primaria que expresa así sus sentimientos: "Me gustaría poder visitar tu país algún día, pero como eso va a ser muy difícil, me conformaré con leer libros y cuentos que traten de tu gente". Ángela Núñez, por su parte, demuestra haber asimilado perfectamente la estructura sintáctica del lenguaje indio: "Jau, Oso Cantor. Me gustaría volver a verte. Yo no tirar papel sin importar donde caer. Al revés, yo tirar papel a la papelera. Yo querer saludar a tu tribu". Desde el colegio Torreanaz, Tania anuncia que ella y sus compañeros de cuarto van a hacer una campaña para mantener limpio el colegio, mientras que Alba rubrica la misma actitud: "Ya no tiramos papeles nadie. Te recuerdo con corazón contento".
No sólo son los alumnos los que escriben al indio. Las tutoras del primer ciclo de Primaria del colegio público Fernando de los Ríos, de El Astillero, realizan una valoración de la unidad didáctica : "Esta actividad es un buen refuerzo y sirve de motivación a los contenidos que se están trabajando a lo largo del curso". Y añaden que "desde el punto de vista pedagógico, la forma de lanzar el mensaje es muy motivadora y llega fácilmente a los niños. Para ellos ha sido una experiencia divertida y han captado el mensaje".

 
arriba