X Jornadas Pedagógicas del Programa de Lengua y Cultura Portuguesas
Los profesores debaten sobre Humanidades
en el ciclo "La educación que queremos"
 
 

La escuela tiene que
cambiar su "chip"

La enseñanza católica celebra un
Congreso sobre Educación e Internet

Los ordenadores no son una agresión a la escuela, sino un medio de comunicación y un instrumento de trabajo, según se afirma en las conclusiones de un Congreso de Educación e Internet organizado por las organizaciones de la enseñanza católica. En este encuentro se ha destacado la necesidad de formar al profesorado en las nuevas tecnologías, y se ha afirmado que la escuela debe ofrecer propuestas adecuadas a Internet


Según las conclusiones , los docentes no están preparados para usar las nuevas tecnologías, cuando los alumnos las manejan con naturalidad, por lo que es preciso un reciclaje del profesorado. (Foto: Rafael Martínez)

 

Madrid.— G. ARIANES
La Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE) y la patronal Educación y Gestión han organizado recientemente en Madrid el primer Congreso de Educación e Internet, "Educnet’99". También han colaborado Banesto y Plan Alfa, una organización creada en el seno de FERE, que ha sido pionera en la aplicación de las nuevas comunicaciones no sólo al mundo de la enseñanza, sino también al de todas las instituciones de la Iglesia Católica.
Los organizadores de este encuentro han pretendido sensibilizar a los educadores acerca del uso de Internet en la escuela, y hacerles reflexionar sobre las posibilidades del binomio Educación-Internet. Y también difundir otras experiencias que se están realizando ya en el ámbito educativo, y dar respuesta a las nuevas claves educativas, sociales y culturales, "es decir, empezar a construir el futuro".
Han participado en este Congreso más de mil educadores y profesionales del mundo de la informática, que han coincidido al afirmar que "la escuela tiene que cambiar su chip. Los ordenadores, Internet y las nuevas tecnologías no son una agresión a la escuela, sino un medio de comunicación y un instrumento de trabajo. Pero también un cambio radical en la concepción de la enseñanza. No es posible concebir una escuela separada de Internet y de las nuevas tecnologías. Rechazarlo es ignorar el futuro e ignoralo es casi un suicidio".

Formar a los docentes

En las conclusiones del Congreso se advierte asimismo que "en términos generales, la escuela y los docentes no están preparados para integrar y utilizar adecuadamente estas nuevas tecnologías, mientras que los alumnos las manejan con naturalidad. No utilizar estos medios puede suponer para un profesor la pérdida de un cincuenta por ciento de su capacidad profesional, y para el alumno que no encuentre interlocutores en el mundo educativo".
Por eso, los organizadores del Congreso reiteran que "la clave del éxito en la aplicación de Internet y en la creación de una cultura de uso adecuada está en los profesores, que deben dar una respuesta activa y favorecer el trabajo en equipo entre ellos y con los alumnos". Y en consecuencia, afirman que en la formación de los docentes, y en la de éstos con sus alumnos, hay que pasar de "enseñar a enseñar" a "enseñar a aprender", o incluso a "aprender a aprender".

El papel de la familia

En definitiva, de todas estas conclusiones se desprende que "la escuela debe elaborar propuestas de trabajo adecuadas a Internet. Y la familia debe colaborar activamente con la escuela, conocer las nuevas tecnologías y poder encaminar a sus hijos al mejor uso de las posibilidades que éstas ofrecen. La formación de los padres desde la escuela, simultánea a la del profesorado, es un requisito indispensable para compartir la responsabilidad educativa que tienen la familia y el colegio".
En el Congreso se han impartido ponencias y comunicaciones sobre temas como "El timo de la sociedad de la información"; "El nuevo perfil social y cultural de la era Internet: la sociedad del conocimiento"; "Navegar por Internet"; "Las nuevas tecnologías y la educación"; y "Los nuevos retos de la educación". Y se ha celebrado una mesa redonda para debatir "¿Qué aporta Internet a la escuela?".
Este Congreso forma parte del "Proyecto Educnet", un plan a cuatro años que prevé la puesta en marcha de cinco servidores independientes, destinados a profesores, directivos, centros, padres y alumnos, de todos los niveles educativos. En principio, estos servidores darán servicios de educación por Internet a 60.000 profesores y un millón y medio de estudiantes, de colegios integrados en FERE y Educación y Gestión, aunque está previsto que puedan acceder otros colectivos relacionados con la enseñanza. Sus promotores informan pemanentemente sobre todas estas iniciativas a través de la página web de Educnet’99: http://www.planalfa.es/educnet

   
arriba