Tanto en el conjunto de la UE como en España en particular, los gobernantes están cada vez más convencidos de que el futuro y el bienestar de los países depende sobre todo de su capacidad de investigar e imnovar.
(Foto: EFE)
En torno a 2,5 billones de pesetas va a invertir la UE en I + D (Investigación más Desarrollo), dentro de su V Programa Marco. Este, que se extenderá entre los años 1999 y 2002, ha sido presentado en España por el ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy. Por otra parte, Rajoy ha declarado en el Congreso que su departamento destinará 12.000 millones a la promoción de la movilidad y la formación de científicos.

Madrid. ALFONSO PEZUELA
A 14.960 millones de euros, alrededor de 2,5 billones de pesetas, asciende el presupuesto del V Programa Marco de I + D de la Unión Europea (UE), que ha sido presentado recientemente en España. EsteV Programa Marco (VPM) se desarrollará entre los años 1999 y 2002, y en su concepción se han introducido diferencias de forma y estructura en relación con los programas marco anteriores.

El Programa Marco de I + D está considerado al mismo tiempo como la base y el instrumento de la política de investigación y desarrollo tecnológico de la UE También constituye el principal instrumento de cooperación científica y tecnológica entre empresas, universidades y centros de investigación europeos. El Programa comprende igualmente todas las acciones comunitarias en el ámbito del I + D, desde la investigación básica hasta el desarrollo tecnológico y la transferencia de tecnología.

De acuerdo con la UE, el VPM ha sido concebido con la intención de responder a los principales problemas y retos socioeconómicos a los que se enfrentan en estos momentos los países del grupo de los trece. Entre ellos, figuran como prioridades: la calidad de vida, la competitividad, el empleo y el desarrollo sostenible.

Entre las principales características del VPM se encuentran la concentración de las líneas de investigación en un número limitado de temas, con una estrucura simplificada constituída por cuatro grandes programas temáticos y tres programas horizontales. A ello hay que añadir una flexibilidad en la gestión, con objetivo de favorecer la obtención de resultados.

Comunidad científica

El acto de presentación del VPM, celebrado en Madrid, tuvo como objetivo contribuir a la difusión entre la comunidad científica, tecnológica y empresarial española ,de las prioridades, estructura, contenidos y mecanismos a seguir para participar en él. A la presentación asistieron, junto con los respresentantes de la administración española, los principales responsables de la Comisión Europea en materia de I + D, quienes informaron sobre las nuevas prioridades y los factores claves para mejorar la participación de los agentes del sistema español de ciencia y tecnología, e impulsar igualmente sus actividades de I + D en el marco europeo.

En su intervención, el ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy, subrayó que para España es un objetivo importante aumentar el liderazgo de los grupos españoles en los grandes proyectos europeos de I + D. "Objetivo", añadió, "que debemos lograr mejorando la colaboración entre universidades, organismos públicos de investigación (OPIs) y empresas españolas".

"La participación española en las actividades de la UE en I + D, continúo Rajoy, ha ido aumentando constantemente desde la adhesión a la Comunidad. "En un estudio", añadió, "realizado por la Comisión Europea, en 1977, sobre indicadores de I + D, España aparece como el quinto país de la Unión, en lo que se refiere a su participación en los consorcios multinacionales, lugar que es el que le corresponde dada su situación social y económica

Intervención en el Congreso

Por otra parte, el ministro de Educación y Cultura ha comparecido también, por primera vez, en el Congreso de los Diputados, ante la Comisión Mixta Congreso-Senado de I + D. Rajoy expuso ante los representantes de la oposición las líneas fundamentales de las que será la política científica del MEC. Dentro de ello, explicó que "el objetivo básico del Gobierno es introducir la cultura de la movilidad en el sistema científico e incrementar el nivel y la calidad de la ciencia y la tecnología españolas, tanto en número de investigadores y de empresas, como en el gasto destinado a I + D".

Por ello, su departamento destinará 12.000 millones de pesetas para promover la movilidad y la formación de los científicos españoles. Esta cantidad se incluye en los cerca de 84.000 millones de pesetas previstos en los presupuestos del Ministerio para este año en materia de investigación. Comparativamente, la financiación de la I + D española va a ser, durante 1999, un 7,43 % más elevado que en el ejercicio anterior. Este hecho, según Rajoy, pone de relieve la importancia que el Gobierno concede a la ciencia.

Junto a las inversiones para facilitar la movilidad del sistema científico y fomentar su colaboración con la industria, se llevarán a cabo iniciativas como las de hacer, por primera vez, una convocatoria para proyectos de I + D en los que participen "al menos dos empresas", en las áreas de salud, biotecnología, farmacia, energía y transportes, y sociedad de la información.

Otra de las medidas contempla el favorecer la incorporación de doctores a empresas, con ayudas a su contratación, como mínimo, por un año. Estos doctores deberán poder desarrollar su propio proyecto de investigación dentro de la entidad que les contrate.

Por último, el ministro de Educación y Cultura avanzó que el nuevo Plan de Investigación y Desarrollo, el cual abarcara el periodo 2000-2003, se espera que sea aprobado el próximo mes de octubre. Pero declinó dar cifras sobre él ya que, alegó, se encuentra en fase de elaboración.

Las preguntas y las críticas a la intervención del ministro de los representantes de los partidos de la oposión se centraron sobre todo en el, en su opinión, lento crecimiento de la inversión pública en I + D, que ronda aún el 1% del Producto Interior Bruto (PIB), en comparación con el 2% de media de los países de la UE.


El ministro de Educación
y Cultura comparece en
el Congreso para explicar las principales directrices
de su política científica

arriba