Vida en diferido

En el mundo de las apariencias, la televisión se ha perfilado como el medio mágico que permite al ser humano la consecución de sus más utópicos sueños. La fantasía de la ubicuidad, al acceder en tiempo real a sucesos desarrollados en escenarios remotos; de conjurar la soledad, al sentirse partícipe de una supuesta comunidad hermanada por un mismo estímulo; de incrementar, sin esfuerzo, los conocimientos sobre las materias más diversas; de sentirse familiarmente cercano a los personajes más rutilantes del mundo del espectáculo...
¿Informados, acompañados, interconectados? En el siglo que ter-

 

"Mundo TV. La cultura de la televisión". Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona
(c/ Montalegre, 5). Barcelona. Hasta 25 de julio.

mina, la televisión ha intervenido decisivamente en la formación de nuestra conciencia colectiva. Denostada y ponderada, medio con enormes posibilidades de perversión y de crecimiento de nuestras mentes, su historia se halla estrechamente unida a la historia del siglo que termina.

La cultura que ha generado la aparición de este medio es el tema que aborda la muestra "Mundo TV" que estos días ha inaugurado el Centro de Cultura Contemporáneo de Barcelona

bajo la coordinación de Jordi Balló y Manuel Huerga. Estructurada en diez grandes apartados, se inicia la muestra con "El siglo en directo", un conjunto de programas que han congregado el mayor número de espectadores a lo largo de toda la historia de la humanidad: desde el debate electoral entre Nixon y Kennedy hasta la llegada del Apolo XI a la Luna.

La renovación de los sistemas de vida del hogar que ha implicado la televisión se aborda en "Telépolis", un gran edificio transparente con una serie de cubículos de vidrio donde se reflejan las distintas décadas desde las primeras emisiones de los años 40.

Las series más importantes: Los intocables, Cheers, Los vengadores...se pueden recordar en el apartado "La ficción seriada"; mientras que los personajes mediáticos que han marcado hitos en la historia del medio protagonizan el bloque "Los persuasores", en el que encontramos a Matias Prats o Walter Cronkite.

Los documentales, los programas rodados en platós, el cine dentro de la pantalla televisiva, la relación contemporánea entre las pantallas de la televisión y las del ordenador son otros apartados de una muestra que pone su broche de oro con "Las criptas", un espacio donde puede contemplarse los cien mejores programas de la historia, escogidos por una veintena de críticos de todo el mundo: una selección de documentales, series y programas de entretenimiento en versión original con subtítulos.

Angel y demonio, integrador y disgregador, embrutecedor y educador, el medio televisivo ha transformado los comportamientos humanos creando una metrópolis interconectada por una conciencia colectiva. En el CCCB de Barcelona se muestra su historia.

Julia Fernández

   
   
   

El Greco. El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, con la colaboración del Museo del Prado, exhibe estos días la muestra "El Greco. Identidad y transformación. Creta, Italia, España", integrada por setenta obras, muchas de ellas nunca expuestas en Madrid y que recogen los tres grandes periodos que marcaron la vida del artista: el bizantinismo cretense, el veneciano y el español. Ocho obras de pintores cretenses del siglo XVI completan esta muestra que permanecerá abierta hasta el 16 de mayo.

 
   
   
   

Tesoros andinos. Una colección de 182 piezas entre cerámica, textiles, metales, piedras semipreciosas, plata y oro procedentes de las distintas culturas que habitaron los Andes Occidentales desde aproximadamente el año 2000 antes de cristo hasta la llegada de los españoles en el S. XVI componen la exposición "Tesoros del Perú antiguo" que estos días se puede visitar en el Museo Arqueológico de Sevilla. Las obras provienen en su gran mayoría del Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera, poseedora de la mejor colección privada de arte precolombino del mundo. Hasta el 5 de mayo.

 
   
   
   

El universo de Paul Delvaux. El Museu dŽArt Espanyol Contemporani, en Palma de Mallorca, exhibe un conjunto de 35 obras de este artista belga muy poco conocido en nuestro país. Se trata de acuarelas y dibujos realizadas entre 1920 y 1968, procedentes de colecciones particulares. Hasta el 12 de junio.

 
   
   
   

Oro y plata de las Indias. A través de más de 500 piezas, entre estampas, joyería, orfebrería, monedas, pinturas y maquetas, la muestra "El oro y plata de las Indias en la época de los Austrias" ilustra el proceso histórico del hallazgo y de la explotación de las minas y su repercusión en la economía de la época. En el Centro Cultural de la Villa de Madrid, hasta el 9 de mayo.

 
   
   
   

De Durero a Rauschenberg. Con el subtítulo "La quintaesencia del dibujo", la muestra que estos días expone el Museo Guggenheim de Bilbao reúne alrededor de un centenar de obras de 22 artistas, procedentes de las colecciones de la Graphische Sammlung Albertina y del Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York, que trazan una historia del dibujo desde finales del siglo XV hasta hoy. Hasta el 16 de mayo.

 
   
   
   

Humberto Rivas. El Centro Gallego de Arte Contemporáneo (c/ Valle Inclán, s/n) presenta en Santiago de Compostela 56 fotografías en blanco y negro de este autor argentino. Son imágenes tomadas, desde 1979 hasta hoy, en ciudades como Barcelona, Lisboa, Oporto, Buenos Aires, Coimbra, Marsella o Santiago de Compostela. Hasta el 5 de mayo.

 
   
   
   

Pablo Palazuelo. Varias series de dibujos, gouaches y esculturas, realizadas desde 1995, constituyen la muestra que el Museo Casa de la Moneda (c/ Doctor Esquerdo, 36. Madrid) organiza sobre uno de los máximos representantes de la abstracción geométrica española. Hasta el 16 de mayo.

 
   
   
   

Joaquín Sunyer. Artista autónomo, de estilo realista intemporal, Sunyer ha sido considerado el pintor oficial del noucentisme. El Museo de Arte Moderno de Barcelona (Parque de la Ciutadella) exhibe estos días una muestra titulada "La construcción de una mirada" que recoge la producción hasta 1923, periodo considerado como sus mejores años. Hasta el 21 de abril.

 
   
   
   

Fotografía pictoralista. Alrededor de 130 obras de 16 autores pertenecientes a esta corriente artística nacida en los inicios del siglo XX son exhibidas estos días en las salas de la Fundación La Caixa de Barcelona. Se trata de las creaciones de fotógrafos como Antonio Cánovas, Antoni Campañá, José Ortiz Echagüe o Miguel Goicoechea con las que buscaron expresar en imágenes las ideas regeneracionistas de la época. Hasta el 2 de mayo.

 
   
   
   

Tierra sin pan. El Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo ofrece en Badajoz la muestra "Las Hurdes, tierra sin pan", que ofrece aspectos inéditos del polémico documental rodado por Luis Buñuel en 1933. Tres apartados configuran esta revisión social y estética de la obra buñueliana: El pretexto, sobre la dependencia libresca del cortometraje; El contexto, que documenta los antecedentes iconográficos, imaginarios y literarios del rodaje; y El hipertexto, que ilustra la situación de la comarca en la época de la realización de la película.

 
   
   
   

Legado de Roma. Con el emperador Trajano como personaje-eje, el Museo Nacional de Arte Romano expone en Mérida la exposición "Hispania, legado de Roma", organizada por el Ministerio de Educación y Cultura. Reúne casi 300 piezas procedentes de más de medio centenar de museos nacionales e internacionales a través de las que se recrea los diferentes aspectos de la Península Ibérica bajo el dominio romano. Hasta final de abril.

 
   
   
   

Man Ray al descubierto. El Centro de Arte Reina Sofía expone estos días una muestra sobre el fotógrafo norteamericano que realizó los retratos más singulares de algunos personajes de la primera mitad del siglo, como Ava Gardner o Pablo Picasso. Se trata de un conjunto de 280 fotografías, fechadas entre 1920 y 1943, y articuladas en doce apartados que recogen la búsqueda creativa de este autor que gustaba denominarse "artista de la Edad de la Luz". Hasta el 23 de abril.

   
arriba