Escasa incidencia
de las protestas estudiantiles

Los alumnos de enseñanzas medias piden más
financiación para la escuela pública

 

Madrid.— G. Arianes
La jornada de protestas contra la política educativa del gobierno, protagonizada por los estudiantes de enseñanzas medias el pasado día 4, ha tenido un seguimiento sensiblemente inferior al esperado por sus promotores, el Sindicato de Estudiantes (SE) y la Asociación de Estudiantes de Secundaria (AES). Estas organizaciones habían convocado a tres millones y medio de estudiantes a manifestarse en las principales ciudades españolas en favor de la enseñanza pública, pero han reconocido que sólo 14.000 jóvenes han participado en dichas concentraciones, número que se reduce a 5.000 según fuentes oficiales.
Las manifestaciones más numerosas se han registrado en Barcelona, Zaragoza, Valencia y Madrid, aunque siempre con escasa participación y sin incidentes destacables. Por lo que respecta a la repercusión de la huelga, su incidencia ha sido del 80% según los convocantes, mientras que los responsables del MEC afirman que en su territorio la incidencia ha sido mínima. En las comunidades autónomas, las versiones oficiales cifran el paro en el 89% en Cantabria, 63% en La Rioja, 34% en Galicia, 33% en Cataluña, y 2% en el País Vasco.
Los dirigentes de las organizaciones convocantes creen que la escasa incidencia de estas movilizaciones se debe "a las presiones ejercidas en los centros por estamentos afines al PP, y por los exámenes que han puesto algunos profesores para impedir la huelga". Además, sólo CC.OO y los STEs han apoyado estas protestas, mientras que FETE-UGT, la CEAPA, los Movimientos de Renovación Pedagógica y las otras asociaciones de estudiantes (CANAE y CES) han preferido dar un margen de confianza para negociar al nuevo equipo ministerial, aunque comparten plenamente las reivindicaciones de los huelguistas.
Entre dichas peticiones figuran una mayor financiación para la enseñanza pública, que contemple un plan de inversiones que acabe con la masificación, mediante la creación de 40,000 nuevas plazas de FP y 225.000 en la universidad. Todo ello acompañado de un aumento en la dotación de becas y la reforma de la selectividad.

  Los
estudiantes
de
enseñanzas medias se
han manifestado
en las principales ciudades españolas
sin incidentes apreciables,
y en un número muy inferior a las previsiones
de los convocantes. (Foto Rafael Martínez)