El Gobierno crea el Instituto Nacional de Cualificaciones Profesionales
Permitirá integrar los tres subsistemas existentes de FP
El Instituto Nacional de Cualificaciones Profesionales tendrá como primer objetivo la elaboración de un sistema nacional de cualificaciones que permita integrar toda la formación profesional que imparten el MEC, el INEM y las empresas. Esto contribuirá a facilitar la movilidad de los trabajadores a nivel nacional e internacional.

El nuevo Sistema Nacional de Cualificaciones contribuirá
a la calidad de
la Formación Profesional.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid.- Margarita Girón
El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto por el que se crea el Instituto Nacional de Cualificaciones, que funcionará como instrumento técnico de apoyo al Consejo General de la Formación Profesional y cuya primera misión será la de crear el Sistema Nacional de Cualificaciones, elemento que contribuirá fundamentalmente al aumento de la calidad de la Formación Profesional.

El ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy, ha señalado que el objetivo principal de este nuevo organismo es "revitalizar la Formación Profesional, tanto en su faceta educativa como de instrumento de creación de empleo".

Rajoy, en rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros, añadió que "actualmente hay muchos títulos que se obtienen por diferentes vías", lo que, en su opinión "lleva a un sistema poco operativo".

La creación del Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales es un objetivo prioritario del Nuevo Programa Nacional de Formación Profesional, que fue aprobado, hace ahora un año, por el Consejo de Ministros. Su existencia facilitará la homologación de estudios entre los tres subsistemas existentes en la Formación Profesional: la Reglada, que imparte el MEC; la Ocupacional, de la que se ocupa el INEM; y la Continua, que llevan a cabo las empresas.

Las consecuencias inmediatas que traerá la creación de este Sistema redundarán en beneficio tanto de las empresas como de los trabajadores, y entre ellas destaca la mayor movilidad a nivel internacional de estos últimos, al quedar homologados sus estudios con los equivalentes de la Unión Europea e Hispanoamérica.

También contribuirá a mejorar la calidad de los tres subsistemas de FP como consecuencia de la existencia de un referente común para el diseño de los mismos. Esto es especialmente importante por cuanto facilita la formación permanente de los trabajadores, ya que permite reconocer la formación adquirida en cualquiera de los subsistemas y ser valorada en su conjunto.

Observatorios profesionales

Dentro de la estructura del Instituto Nacional de Cualificaciones se ubicará un Observatorio Profesional con una base de datos que promoverá de manera activa la cooperación del resto de observatorios sectoriales y territoriales que puedan existir. Su objetivo fundamental será proporcionar información sobre la evolución de la oferta y demanda de las profesiones, ocupaciones y perfiles en el mercado de trabajo, teniendo en cuenta también, entre otros, los sistemas de clasificación profesional surgidos de la negociación. El Instituto estará adscrito al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y dependerá del Consejo General de Formación Profesional.

En cuanto a las reacciones, la diputada socialista Amparo Valcarce ha señalado que su aprobación "llega con un año de retraso", lo que supone "un hecho grave ya que ha perturbado la implantación de la nueva FP". Además, señaló que se ha roto la competencia compartida que existía hasta ahora sobre FP entre el ministerio de Educación y Cultura y el de Trabajo y Asuntos Sociales, al otorgar a este último la competencia del Instituto.

Por su parte, la portavoz de IU ante la Comisión de Educación y Cultura del Congreso, María Jesús Aramburu, se ha mostrado en desacuerdo con el proceso de aprobación del Instituto, ya que considera que no se ha contado con la comunidad educativa.

Fernando Lezcano, secretario general de Enseñanza de CC.OO, agradeció a los nuevos responsables del MEC su mayor sensibilidad al haber aprobado con celeridad el Instituto. "Algunas comunidades autónomas históricas habían comenzado a trabajar sobre su propio sistema, por lo que había riesgo de desmembración en el sistema de las cualificaciones. El acuerdo de hoy, aunque con un retraso imperdonable, será fundamental para evaluar las tendencias que se dan en las titulaciones y homologaciones profesionales", añadío Lezcano.

Por último, la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT ha valorado positivamente la creación del Instituto, pero ha advertido que su puesta en marcha no estará garantizada si no hay respaldo de una partida presupuestaria específica, "y no de los remanentes que se puedan ir sacando de otros ministerios". También, mantiene dudas sobre la adecuación del rango normativo elegido para su creación, porque "no asegura su autonomía, ni los medios para desarrollar sus funciones".

 

.