ROMEU



El juego como investigación matemática

(...) En matemática existen dos palabras que desgraciadamente no suelen expresar su verdadero significado: problemas y juegos.
Cuando proponemos a los alumnos un problema, no reaccionan de la misma manera que cuando se les propone una actividad. El término problema trae consigo un conjunto de prejuicios y una serie de dificultades que hacen poco agradable la realización de la tarea matemática propuesta. Asimismo la palabra juego no se entiende como un proceso científico que permitirá la resolución de un problema.
En el transcurso del aprendizaje en los distintos niveles educativos, las actividades matemáticas propuestas al alumnado deben presentar dos aspectos diferenciados: uno formativo y otro informativo. Estos dos aspectos deben coordinarse de manera armoniosa, pues cuando se ha experimentado la polarización en uno sólo de ellos, los resultados no han sido positivos. Formar un proceso cognoscitivo educando las características de la deducción lógica y la capacidad de síntesis y ordenación de conocimientos, calculando que posteriormente esa persona aplicará por si misma la formación recibida a los problemas de la vida real y a la vez a problemas teóricos de los distintos aspectos cotidianos o a los conflictos laborales que se le presenten, no da el resultado que se podría imaginar.
Cuando se habla de juego existe un prejuicio muy antiguo que lo considera una actividad infantil, inútil y carente de la seriedad que comportan las tareas de las personas adultas.
Los juegos matemáticos son los cimientos para los diversos procesos de investigación y del razonamiento matemático; también resultan ser los más vinculantes y constructivos desde el punto de vista mental e intelectual. Importantes investigadores matemáticos de otras épocas han aplicado siempre sus conocimientos y su capacidad a la resolución de juegos de razonamiento a las matemáticas. (...)
Lluis Segarra. "Aula" (Enero 1999)

 

     
       
     

Una droga para estudiar mejor

Si su hijo no puede estarse quieto un minuto, si es lo que se llama un rabo de lagartija, si en el colegio le dicen que no atiende y que molesta a sus compañeros y los castigos no cambian su actitud, a lo mejor es que de verdad su hijo es incapaz de concentrarse.
En Estados Unidos, un niño así tiene altas posibilidades de que le receten Ritalin. Un millón y medio de norteamericanos de entre 5 y 18 años toman este medicamento para superar el desarreglo neurobiológico denominado Déficit de Atención (Attention Deficit Disorder o ADD), que hace imposible la concentración. Esta enfermedad, que también aparece en adultos, afecta a entre un 3 y un 1 por 100 de la población en Estados Unidos, de acuerdo con la John Hopkins University. Ritalin tiene un efecto paradójico: en los individuos sin disfunción neurobiológica produce insomnio e hiperactividad, pero a las personas con ADD las tranquiliza y les permite concentrarse en una actividad.
Aunque Ritalin se venía recetando desde los años cincuenta, su consumo se ha duplicado en los últimos cinco años; la vida escolar y universitaria de Estados Unidos viven una verdadera fiebre Ritalin, a pesar de que son muchos quienes advierten que la sustancia prodigiosa que consigue que los hijos estudien y saquen buenas notas puede no ser la mejor solución a largo plazo(...)
Los efectos de Ritalin son rápidos: una píldora, y en veinte minutos un universitario se puede poner a estudiar. Cuatro o cinco horas más tarde el cuerpo elimina toda la medicación, volviendo a su estado anterior. Por eso los pacientes más pequeños, los que se medican para ir al colegio, toman su primera dosis por la mañana con el desayuno; otra al mediodía y una última por la tarde, para que les dure el efecto mientras hacen los deberes.
Aunque a muchos escolares les ha facilitado enormemente la existencia, los detractores de Ritalin se preguntan si el auge de esta nueva droga, que ya se compara con el Prozac, no está fomentado por la presión a que los padres someten a los niños para tener buenas notas, ir a la universidad y acceder al competitivo mercado laboral (...)
Victoria Martín. "Tiempo" (8 febrero 1999)

 

       
     
       
     

Protestas salariales
de los maestros británicos

(..)Líderes de los maestros, furiosos, amenazaron con hacer descarrilar las reformas educativas del gobierno británico, la pasada noche, después que transcendiera que los directores de las escuelas primarias van a tener una subida de más del doble que los maestros, en las propuestas que se van a presentar la próxima semana sobre las retribuciones del personal docente en el sector público.
El gobierno ha actuado para contener la crisis creciente de reclutamiento entre los directores de escuela primaria, mediante la concesión de un incremento salarial únicamente inferior al planeado para las enfermeras con poco tiempo en la profesión. Los maestros directores y sus subdirectores en las escuelas pequeñas se espera que reciban un incremento del 9 %, con un 6% para aquellos que se encuentran en los centros mayores.
Sindicatos que representan a maestros y directores de centros de secundaria reaccionaron con incredulidad ante las noticias sobre las subidas. El incremento de los maestros se espera que esté por debajo del 4%, mientras los directores de centros de secundaria recibirán subidas entre el 4% y el 6%. (...)
"The Times". (30 enero 1999)